Agradecimientos

Tras un trabajo como éste, uno se encuentra con que se han atravesado todo tipo de situaciones, desde crisis extremas, a momentos de indecisión, pasando frustraciones contínuas e incluso paroxismos de histeria cuando uno ve que el programa, finalmente funciona. Queda claro por tanto, que tras una experiencia límite como esta, uno tiene mucho que agradecer a los individuos que para bien o para mal han estado alrededor nuestro durante estas semanas, especialmente a los que han compartido galletas, cafés y muchos tuppers.

Nuestro primer agradecimiento, sin duda alguna es para el resto de sufridos estudiantes que han tenido la grandiosa ocurrencia de que sería divertido hacer un trabajo de programación. Todos formamos parte del mismo colectivo de masocas.

Luego, yo, Jesús, quería agradecer a Patricia el hecho de no haber hecho uso en ningún momento del surtido de armas blancas que guardaba por si yo entraba en estado de hiperactividad (aunque en más de un momento cualquier psicólogo decente hubiese recomendado hacer uso de él). También le agradezco el haberse comido el marrón de juntar los cuatro programas, y hacerlo encima con entusiasmo

Por supuesto, yo, Patricia, también quiero agradecerle a él la desesperación de activar el maravilloso servidor (os recomiendo que lo probéis) y por aceptar todos los cambios estéticos que he propuesto. Lamento haber puesto tantos peros a las distintas partes del programa, pero queda claro que las soluciones que hemos propuesto han ayudado a que nos sintamos aún más orgullosos de nuestro poryecto. Quisieramos hacer una mención especial a todos los "Estaría chulo ..." que ha puesto Eduardo a nuestra vida, que han elevado a n la longitud del programa.

Nuestras más sentidas gracias al cráneo privilegiado que tuvo la sensacional ocurrencia de hacer que coincidiese nuestro trabajo de bioinformática con todos los másters del mundo habidos y por haber.

Gracias también al Javi, que durante la última semana ha sido la diana constante de preguntas, cuestiones y urgencias, y el tío, mientras el resto llegábamos a echar espuma por la boca, ha aguantado siempre con buen humor y filosofía.

También queríamos expresar nuestro odio más visceral hacia cualquier frase que empiece por "Use of an uninitialized value at".

Obviamente gracias a mi madre por los tupperwares tamaño King Size (Jesús) y yo a la mía porque sí, por cocinar mejor que nadie (Patricia).

A todos los bares del mundo, donde uno puede pensar sin inicializar variables.

A todos ellos: GRACIAS.